Ahora estás en://Una solución sencilla para los problemas con la Xbox One

Una solución sencilla para los problemas con la Xbox One 5/5 (1)

Cómo realizar un reinicio completo o reset de tu Xbox One

A veces los juegos y las aplicaciones de Xbox One no funcionan como deberían. Es posible que una vez cargadas fallen o que ni siquiera se carguen al seleccionarlas. Puede aparecer la pantalla de inicio de un juego o aplicación, pero luego se colgará y, finalmente, volverá al panel de control. A veces los juegos se ejecutan mal, no se puede cargar un perfil, o tal vez el Wi-Fi no funciona bien. Afortunadamente, un método sencillo puede solucionar todos estos problemas: un reinicio completo del sistema.

Las instrucciones aquí se aplican a la Xbox One original, Xbox One X y Xbox One S.

Qué hacer cuando tu Xbox One sigue parada en la pantalla de inicio

Normalmente, cuando apagas tu Xbox One, pasa a un modo de espera de bajo consumo. Puedes decir “Xbox, on” a Kinect la próxima vez que quieras usarlo, y tu consola se iniciará súper rápido.

Sin embargo, cuando tengas problemas de software como los descritos anteriormente, deberías realizar un reinicio del sistema o reset. Para reiniciar tu Xbox One sigue estos pasos:

  1. Apaga completamente la consola manteniendo presionado el botón de encendido en la parte frontal del sistema durante varios segundos. Serás capaz de decir que está completamente apagado porque la luz en el indicador de energía será de color ámbar en lugar de blanco.
  2. Espere 10 segundos.
  3. Vuelve a encender tu Xbox One. Tendrás que usar el botón de encendido del sistema o el controlador; la consola no se encenderá con Kinect en su estado de apagado total.

Una vez que su sistema se inicie, todo debería funcionar correctamente.

Cómo realizar un reinicio completo o reset de tu Xbox OnePor qué funciona el reinicio de tu Xbox One

Reiniciar tu Xbox One funciona por la misma razón por la que reiniciar tu PC es el primer paso para solucionar muchos problemas del equipo: el equipo se atasca con los procesos mientras más tiempo esté funcionando, y hay que refrescar el sistema de vez en cuando para que las cosas sigan funcionando sin problemas. La Xbox One es igual.

Reiniciar obviamente no resolverá ciertos problemas, como una mala unidad de disco; sin embargo, cuando un juego o aplicación deja de funcionar de repente, o Kinect deja de responder a los comandos de voz, iniciar un ciclo completo de energía en la Xbox One debería ser tu primer paso hacia una solución.

Solución de problemas de Xbox One: Problemas con Xbox Live

A veces las funciones del sistema se ven afectadas por el estado de Xbox Live. Para comprobar si Xbox Live está funcionando correctamente, consulta la web del soporte técnico de Xbox Live. Puedes ver el estado de Xbox Live en la esquina superior izquierda de la página.

Cuando tu Xbox One no se enciende

Si tu Xbox One no se enciende, el problema podría estar en la propia consola o en la fuente de alimentación. Si no puedes encender tu Xbox One con el controlador, el problema puede ser un problema de sincronización. Intenta presionar el botón de encendido de la consola para descartarlo.

A continuación, asegúrate de que todo está conectado correctamente y comprueba la luz de su indicador eléctrico, que debe ser de color blanco o naranja sólido. De lo contrario, deberá solicitar un reemplazo. Si la fuente de alimentación funciona correctamente y tu Xbox One aún no se enciende, debes ponerte en contacto con Microsoft o la tienda donde compraste la consola.

Puedes registrar su Xbox One a través del sitio web de Microsoft para agilizar el soporte técnico para problemas que aún están cubiertos por la garantía.

Si los problemas de Xbox One persisten

Cuando se producen problemas con juegos o aplicaciones después de realizar un reinicio completo, es posible que haya un problema diferente. Si tienes problemas con un juego o aplicación específicos, intenta eliminarlos y reinstalarlos siguiendo estos pasos:

  1. Localiza el contenido en tu lista de aplicaciones.
  2. Presiona el botón Inicio y selecciona Desinstalar.
  3. Una vez terminado, ve a tus aplicaciones desinstaladas en tu biblioteca para reinstalar la aplicación o el juego.

Espera a que el juego o la aplicación se instale y comprueba si la reinstalación ha solucionado el problema.

Las actualizaciones del sistema a veces pueden causar problemas para juegos y aplicaciones específicos. Revisa en línea para ver si otras personas están teniendo los mismos problemas para averiguar cuál debe ser tu próxima acción.

Si las soluciones simples no solucionan sus problemas, es posible que tenga que enviar su consola para que la reparen. La Xbox One es un sistema mucho más robusto y fiable que la Xbox 360, pero si necesitas que te lo revisen, puedes ir a la sección de soporte de Xbox.com.

Por Favor puntúa esta entrada

By |2019-01-17T08:02:13+01:00enero 17th, 2019|Xbox|0 Comments

About the Author:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies