Qué hay que tener en cuenta al comprar un televisor para juegos

Si quieres comprar un televisor nuevo y mejorar tu experiencia a la hora de jugar, hay algunas cosas que debes tener en cuenta. De momento no hace falta que te busques uno con 4K ya que para juegos aún no está muy optimizado, y el video de alto rango dinámico (HDR) está aquí para quedarse; y la madurez tecnológica significa que no hay escasez de opciones de bajo coste para tentar a los que se preocupan por el presupuesto. Pero con tantas opciones y acrónimos por todos los lados, puede ser difícil saber qué pantalla es la mejor para ti y qué comodidades son realmente importantes a la hora de jugar.

Ya sea que estés buscando el mejor televisor para usar con la Xbox One X, una PlayStation 4 Pro o un Nintendo Switch, esto es lo que debes buscar cuando compres un televisor para jugar.

Modo de juego y retardo de entrada

Muchos televisores ofrecen un ajuste de imagen llamado «modo de juego» que desactiva cualquier función de procesamiento de imagen. Aunque estas funciones pueden mejorar la calidad de imagen para películas y programas de televisión, introducen un desfase entre lo que hacen tus manos con un mando y las acciones que se muestran en pantalla durante un videojuego. Si alguna vez te has preguntado por qué parecía que los botones no reaccionaban hasta que los pulsabas, probablemente estabas jugando sin el modo de juego activado o experimentando retraso.

El retardo o lag se mide en milisegundos, y cuanto mayor sea el número, mayor será el tiempo que tardará una pulsación de botón en registrarse a medida que pasa por el sistema electrónico de tu televisor.

La buena noticia es que si te quedas con marcas de renombre como LG, Samsung, Sony y Vizio, el retardo de entrada en sus modelos de gama media y alta es increíblemente bajo en el modo de juego, tanto para pantallas OLED como LCD. Algunos modelos de Samsung entrarán automáticamente en el modo de juego cuando detecten una entrada de videojuegos.

Según RTings.com, las pantallas 4K de mejor rendimiento tienen entre 11 y 22 milisegundos de retardo de entrada mientras están en modo de juego. Fuera del modo de juego, esos números saltan considerablemente, hasta 134 milisegundos. Pero, mientras tu elección tenga menos de 30 milisegundos en el modo de juego, no deberías estar en desventaja, aunque cuanto más bajo puedas ir, mejor.

Un mayor retardo de entrada podría ser la diferencia entre la victoria y la derrota en un FPS, en un juego de lucha o en cualquier cosa que requiera rápidos reflejos.

Número de entradas HDMI

4k para jugar

¿Cuántas cosas planeas conectar a tu televisor a la vez? ¿Vas a ser el único usuario de la pantalla? ¿Te importaría cambiar los cables HDMI cada vez que quieras cambiar de consola? Cuando está comprando un televisor para tus juegos, también debe tener en cuenta estas preguntas.

Por ejemplo, si tienes una PlayStation 4 y un Roku, tu compañero de cuarto tiene un SNES Classic y un Nintendo Switch, y compartes la sala de estar, a menos que vayas por un televisor más grande (y potencialmente más caro), tendrás que intercambiar fuentes, comprar un conmutador HDMI o invertir en un receptor de Home Cinema.

Los cables HDMI que se intercambian en caliente pueden dañar tu televisor. Evita esto con un sistema de Home Cinema o con un simple conmutador HDMI.

Aunque el intercambio de cables HDMI es gratuito, es algo más que un pequeño inconveniente, y conectar y desconectar cables constantemente puede causar daños innecesarios a las propias entradas. Accidentalmente lo haces cuando la TV está encendida lo suficiente, y puedes dañar un puerto por completo. Si quieres volverte loco y conectar el sonido envolvente además de tener todas las consolas de última generación, además de la generación actual, y un Apple TV conectado de una sola vez, elige un Home Cinema.

Para la mayoría de la gente, sin embargo, un simple conmutador HDMI será suficiente. No son terriblemente caros, y son fáciles de usar. Simplemente conecta tus dispositivos, conecta el conmutador a un puerto libre de tu televisor, selecciona la consola de juegos que desees utilizar y ya estarás listo.

OLED versus LED

De la misma manera que teníamos plasma frente a LCD con pantallas de 1080p, hay dos formatos rivales con UHD. Las diferencias entre las dos tecnologías competidoras de hoy en día también son familiares.

  • OLED: Las pantallas ofrecen una calidad de imagen excepcional, pero se ven mejor en salas oscuras o donde se puede controlar la cantidad de luz ambiental. También son más caros que los modelos LED de nivel básico. Piensa en OLED como el sucesor del plasma.
  • LED: Las pantallas ofrecen la mejor relación calidad-precio y tienen un riesgo mucho menor de desarrollar retención de imagen. Dicho esto, los modelos más baratos escatiman en la cantidad de entradas HDMI y en la calidad de imagen.

Calidad de imagen

oled o led para jugar

Debido a que cada uno de los píxeles del panel puede desactivarse de forma independiente, los OLED son capaces de producir imágenes de mayor contraste.

Esto tiene un impacto en prácticamente todos los aspectos de la calidad de imagen, y resulta en una saturación de color más rica, negros profundos y de tinta, y una experiencia HDR asombrosa. En resumen, si quieres que tus juegos tengan el mejor aspecto posible, deberías optar por una pantalla OLED. Los precios han bajado drásticamente en los últimos años, lo que hace aún más fácil conseguir una pantalla de aspecto increíble sin gastar una fortuna.

Dicho esto, hay algunas advertencias.

Brillo

Mientras que las pantallas OLED pueden funcionar mucho mejor en habitaciones brillantes que los plasmas, todavía no son tan brillantes como los LEDs. Es decir, si vas a utilizar tu TV tanto para jugar y ver la televisión durante el día como lo harías durante la noche, pero no quieres sacrificar la calidad de la imagen (o lidiar con el resplandor), coloca un juego de cortinas de oscurecimiento en la habitación o cortinas opacas.

Si planeas jugar más que otra cosa o, por ejemplo, organizar torneos semanales de Mario Kart 8, una pantalla OLED es una mejor apuesta porque la imagen se ve muy bien desde cualquier ángulo, no sólo sentado frente a la misma.

Riesgo de «quemaduras» en la pantalla

Sin embargo, al igual que el plasma anterior, existe la posibilidad de que las pantallas OLED se quemen. ¿Pasas ocho horas al día jugando Fortnite o Apex Legends? Entonces deberás considerar una pantalla de LEDs.

Con el tiempo, las imágenes estáticas pueden causar un desgaste desigual en los píxeles de un OLED, resultando en un «fantasma» o sombra permanente que es visible cuando no estás jugando un juego. Puede suceder si dejas un OLED encendido 24 horas del día, los 7 días de la semana, por ejemplo, pero para la mayoría de las personas, siempre y cuando varíen lo que están viendo y jugando, el quemado no será un problema.

Las pantallas LED no son tan susceptibles a «quemarse» como los OLEDs, y si dejas un juego pausado toda la noche con el televisor encendido, no deberías tener nada de qué preocuparte. Hay otras ventajas sobre OLED. Las pantallas LED no necesitan tanta energía para funcionar y pueden ser extremadamente brillantes gracias a que toda la pantalla está retroiluminada, lo que las hace perfectas para habitaciones que reciben mucho sol y luz natural. Y gracias a los avances en la tecnología de la televisión, ese brillo extra no afecta a cosas como la saturación del color casi tanto como antes.

Nadie debería comprar un televisor sin verlo. Una gran tienda física puede incluso tener una consola ya conectada a una televisión y podrás probarla. Manténgase atento a los detalles, juega a una serie de juegos diferentes y elige el que mejor se adapte a tus necesidades.

Calendario

Independientemente de la tecnología de visualización que elija, la sincronización lo es todo. Si estás buscando obtener el precio más bajo en el mejor televisor que puedes permitirte, tu mejor apuesta es esperar hasta el final del año o incluso entre abril y mayo. Los minoristas estarán ansiosos por vaciar sus existencias para dar cabida a nuevos modelos, y como tal, los precios de los modelos del año pasado habrán tocado fondo y la televisión que antes estaba más allá de tu presupuesto podría estar finalmente al alcance de la mano.

Conclusión

Elegir el televisor adecuado para poder jugar perfectamente a tus videojuegos favoritos puede parecer abrumador, pero con suerte ya sabrás algo más sobre lo que estas buscando. No importa el tamaño de la pantalla o la tecnología que elijas, hay grandes opciones disponibles si tienes en mente cosas como el retardo en la entrada de datos.

Y aunque los precios varían drásticamente, saber cuántas entradas HDMI necesitarás y qué compensaciones vienen con cada tecnología de pantalla debería eliminar cualquier sorpresa a la hora de ponerte por primera vez delante de tu tele para jugar a tu videojuego favorito.

También te puede interesar:

Por Favor puntúa esta entrada